CENA EN EL RESTAURANTE LUA DE MADRID


Os vamos a contar la experiencia gastronómica que hemos tenido en uno de nuestros restaurantes favoritos de Madrid, LUA, situado en el número 85 de la calle Zurbano.





Este restaurante ofrece un menú degustación que varía semanalmente, es comida tradicional en cuanto a producto, se nota que cuidan mucho la calidad de los ingredientes, y a la vez apuesta por la cocina de vanguardia, muy creativa, con una fantástica puesta en escena, cantando el nombre de los platos al servirlos en la mesa.



El lema de LUA, el placer de la buena mesa se disfruta con los cinco sentidos, lo consiguen perfectamente, con unos platos que son visualmente unas obras de arte, de sabor exquisito, es una sucesión de sorpresas culinarias, con contraste de sabores y texturas.
A destacar también el trato recibido, tanto de las camareras que explican el plato al servirlo como la amabilidad del chef Manuel Domínguez, que siempre sale a charlar con los comensales para saber si les ha gustado la comida, qué les ha gustado más y dando explicaciones de platos y técnicas.



Empezamos con el primer aperitivo, y no podía ser otra cosa que “una caña y su tapa” que en realidad era, la caña una gelatina de mosto y la espuma de ajoblanco, y la tapa una aceituna aliñada hecha con la técnica de la esferificación, que al introducirla en la boca, explotaba mostrando el sabor a aceituna y su aliño. Nos sorprendió y encantó.



El segundo aperitivo fue un langostino con mayonesa de albariño, muy bien presentado, un bocado exquisito

El primer primero fue vacío de wagyú (raza vaca japonesa) marinado en soja y wasabi con huevas de pez volador y salmón, sabor realmente sorprendente, con sabor a buena carne, servida fría, con huevas, que normalmente acompañan un pescado, nos gustó también mucho.


El segundo primero fue un huevo escalfado sobre puré de patata violeta y trocitos de jamón , algo tan sencillo y fue de lo que más nos gustó, el huevo en su punto, que al romperse se mezclaba con el resto de ingredientes y un sabor espectacular.



El pescado estaba muy bien defendido por merluza a vapor sobre sopa de maiz, crudité de verduras y povo de maní, que estaba en su punto, le daba un curioso contraste de sabor el polvo de cacahuete, dando un resultado impresionante.

Entre el pescado y la carne nos pusieron una “falsa manzana baby”, que no era otra cosa que una compota de manzana verde tratada con una técnica que no era la esferificación, pero que al morderla se deshacía en la boca explotando el sabor en ella.
Llegó la carne con una papada de cerdo a baja temperatura en reducción de teriyaki sobre crema de garbanzos, el sabor algo dulce de la salsa conjuntaba perfectamente con esta pieza del cerdo, este plato no fue el que más gustó, pero estaba muy bien conseguido.

El postre, de lo que más gustó, fue una nata cocida sobre sopa de mango con té negro y pimienta rosa, la textura de la nata cocida, parecido a la panacota, mezclada con el mango y un toque picante con la pimienta, fue el broche perfecto a esta cena espectacular.


Sin duda, un restaurante totalmente recomendable, donde no solo se va a comer, sino a disfrutar de una experiencia culinaria, donde te sorprenden, tanto con el sabor como con la presentación y la puesta en escena, así como el trato y la cercanía del chef, que estuvo un rato charlando con nosotros en una larga y agradable sobremesa acompañada de un buen café.











1 Response to "CENA EN EL RESTAURANTE LUA DE MADRID"

powered by Blogger | WordPress by Newwpthemes | Converted by BloggerTheme